La Región

La provincia habilitó las celebraciones religiosas de hasta 30 personas